(notitle)



[ad_2]

Siembra directamente en el suelo


Para comenzar a montar nuestro huerto primero debemos poner a germinar nuestras semillas. Esta es una tarea que podemos llevar a cabo de múltiples formas: en recipientes especiales para tal fin, en un vaso de agua o directamente en la tierra. Este sistema lo soportan muchos tipos de especies, como las judías, los guisantes o los rábanos.

La temporada idónea para sembrar es durante la Primavera o el Verano, pero depende del clima. Algunos cultivos pueden iniciarse en cualquier época del año. Por ejemplo: remolacha de mesa, rabanitos, puerros, lechugas y cogollos de Tudela, acelgas, etc.. y si disponemos de un Invernadero las fechas se amplían a todo el año.

Cuanto más templado y cálido sea el clima de la zona, más tempranas serán las cosechas. Por ejemplo, en primavera, normalmente las siembras se adelantan un mes en los jardines mediterráneos respecto a las zonas interiores de clima continental. Tenemos que tener en cuenta que las semillas germinarán cuando las temperaturas sean cálidas, no lo harán en un suelo helado y húmedo.

Como consejo final apuntaremos a que es conveniente que la tierra sea labrada a finales de Otoño, ya que de esta forma puede airearse y disgregarse con tiempo suficiente.

Imágenes: mariodiazonline.com, es.wikipedia.org

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *